Fundación Escuela para la formación y actualización en Diabetes y Nutrición

Fundación Escuela para la formación y actualización en Diabetes y Nutrición

Presidente: Prof. Dr. Adolfo V. Zavala | Fundada en 1993

Pie diabètico la cenicienta de las complicaciones de la diabetes

+info - [2014-09-17]

Se detalla la frecuencia, la fisiopatologia,su detecciòn y su tratamiento

     PIE DIABETICO. La cenicienta de las complicaciones de la diabetes.Prof. Dr. Adolfo V. Zavala. 

            El pie diabético es una complicación frecuente de la diabetes, que en general no es considerado adecuadamente. No se previene el mismo, y muchas lesiones que apare-cen en el pie, no son considerados con la importancia que se merecen.

            El 15-20 % de los diabéticos tienen una úlcera de pie en su vida, la que puede llevar a una amputación y a la muertes.

            Las complicaciones de la diabetes afectan a todo el organismo, desde la cabeza a los pies, por la neuropatía diabética, la afectación de los pequeños vasos (microangiopa-tía diabética) y la de los grandes vasos (macroangiopatía ó aterosclerosis).

            Por ello, si un paciente tiene un pie diabético, tiene afectados otros territorios y viceversa. Un paciente con pie diabético, si no controla su enfermedad, tiene un aumen-to de la morbimortalidad, especialmente por episodios cardiovasculares.

            Además, el diabético que ha tenido una úlcera de pie, ó una amputación, tiene un gran riesgo de padecer otra úlcera en ese pie, ó en el contralateral, y de muerte a largo plazo.

           

            DEBE DESTACARSE QUE SI HAY UN PIE DIABETICO, EXISTEN OTRAS COMPLICACIONES DE LA DIABETES. POR ELLO DEBE HACERSE UN TRATAMIENTO INTEGRAL, CONTROLANDO TODOS LOS FACTORES DE RIESGO CARDIOVASCULARES.

           

            Las úlceras del pie diabético, se ocasionan por la acción individual ó en conjun-to de la neuropatía periférica, la vasculopatía periférica y las alteraciones de la estructu-ra del pie. En presencia de las mismas, hay menor vitalidad de la piel, facilitándose las lesiones por traumatismos internos u externos.

            Las lesiones del pie, no se producen de un día para el otro, pudiendo y debiendo prevenirse, siendo fundamental para ello:

1)      Conocimiento  y aplicación de las medidas del cuidado de los pies por los enfer-mos. Deben conocer y aplicar la cartilla de cuidado de los pies.

2)      Deben mirarse los pies diariamente y ante cualquier cambio en el pie, ponerse en reposo y consultar al equipo de Salud.

3)      Hay que hacer un examen anual en Salud, de los miembros inferiores para ver como esta la circulación, los filetes nerviosos, el apoyo del pie, la piel, etc.

4)      En presencia de anormalidades, deben indicarse medidas protectoras de las le-siones ó correctoras de las patologías halladas, para prevenir las úlceras.

5)      Todo paciente que ha tenido una úlcera ó necrosis del pie, ó tenga alteraciones de la circulación, neuropatía periférica, ó alteración de la estructura del pie, debe ir al equipo de Salud, para examinar el mismo, cada tres meses. 

             Debe hacerse el examen anual de los miembros inferiores a todos los diabéticos. El examen clínico instrumental mínimo es:    Valoración vascular:

            Interrogar si hay dolor al caminar (claudicación intermitente), ver la piel y las uñas y examinar los pulsos, si hay soplos y medir el relleno venoso y capilar.

            A todos los diabéticos mayores de 35 años, ó con más de 10 años de antigüedad de la enfermedad; y a todos los individuos no diabéticos mayores de 60 años, hay que determinar el índice tobillo/brazo con el doppler bidireccional.

Evaluación de la neuropatía:

            Debe verse especialmente la falta de la sensibilidad protectora y la disminución de la fuerza muscular. Para ello ver la sensibilidad táctil con el monofilamento de Semmens Weinstein y la sensibilidad vibratoria, con el diapasón, ó mejor con medido-res cuantitativos (Biothensiometer).

            Hay que ver si el enfermo puede hacer el signo del abanico, ver si hay atrofia muscular y probar la fuerza muscular de dedos, pies y pierna.

Alteraciones del apoyo:

            Examinar zapatos y plantillas, así como los pies de los enfermos para ver si hay callos, ampollas, hematomas, deformaciones óseas, etc.

            Hay que hacer una radiografía de ambos pies y a veces hay que hacer otros exá-menes para ver el apoyo.

Tratamiento de las lesiones del pie.

            El tratamiento debe ser integral, tratando la causa, el huésped y un adecuado tra-tamiento local.

            Hay que controlar adecuadamente la diabetes, el estado de nutrición y los facto-res de riesgo de las enfermedades cardiovasculares.

            Es fundamental la suspensión del tabaco. Cada cigarrillo disminuye la circula-ción de las piernas y el pie hasta un 30 %, por una hora, además retrasa la cicatrización.

            Hay que descargar y proteger la zona enferma, usando los apósitos adecuados según el tipo de úlcera.

            A veces son necesarios los antisépticos locales y antibióticos por vía general.

Elementos a recordar en el cuidado de los pies.

-         Mirarse los pies diariamente.

-         No andar descalzo nunca.

-         Use un zapato adecuado.

-         No corte usted sus uñas, y menos los callos y ampollas.

-         Las alteraciones del apoyo, están presentes todo el día. Por lo cuál si se le indica plantillas y zapatos, deben usarla todo el día.

-         No se ponga bolsas de agua caliente ú otros elementos térmicos sobre la piel.

 

Cuide sus pies. Recuerde que es una complicación frecuente y sería de la diabetes. 

 

Fecha de Publicación: 2014-09-17 05:46:55

ver todos los artículos de la categoría

 


FUEDIN | Fundación Escuela para la formación y actualización en Diabetes y Nutrición